El coaching y la inteligencia emocional

Todo empezó cuando Daniel Goleman escribió el libro “La inteligencia emocional”. La población empezó a darse cuenta de que, para triunfar, no era suficiente con tener una inteligencia matemática, verbal o espacial; hacía falta comprender las propias emociones y las de los demás para realmente aprovechar todo el potencial.

La inteligencia emocional es la habilidad de entender por qué pensamos y actuamos de determinado modo. Este conocimiento de nosotros mismos nos permite tomar las decisiones acertadas en cada momento… lo que otros han llamado “intuición”. Esto permite entender también mejor a las otras personas: qué les motiva, como trabajar coordinadamente y como inspirarlas para alcanzar su potencial.

El objetivo del coaching es modificar las conductas de las personas para lograr unos objetivos, actuando de guía en el proceso para alcanzar el éxito. Se sirve de la inteligencia emocional, ya que para conseguirlo se basa en estos principios:

1. Lo que somos y hacemos está influenciado nuestras emociones. Así que hay que dirigirse siempre hacia el emocional durante el proceso de coaching.

2. la inteligencia emocional es la capacidad de gestionar eficazmente las emociones. Por ello, el coaching quiere enfocarlas en un medio para conseguir nuestros objetivos.

El coaching se basa en relaciones, y éstas se ven reforzadas, distanciadas o modificadas por las emociones. Un coach ha de utilizar eficazmente su inteligencia emocional para detectar las emociones y las respuestas de la persona a la que entrena.

Por tanto, veamos cómo el coaching emplea la inteligencia emocional para conseguir los objetivos:

Aplicación de la inteligencia emocional al coaching

1. Identificar y reconocer las emociones. Primero, hay que ser capaz de percibir, evaluar y expresar las emociones. También hay que percibir cómo se están sintiendo otras personas en un determinado momento.

2. Habilidad para usar las emociones adecuadamente. Consiste en saber utilizar cualquier emoción, ya sea positiva o negativa, para conseguir creatividad y solución a problemas. Por ejemplo, convertir la ansiedad en preocupación sana, la timidez en prudencia.

3. Comprensión y análisis de las emociones usando todo el conocimiento emocional. Se trata de entender las emociones más complejas y saber con antelación cuáles serán sus consecuencias la aparición de otra emoción distinta. Por ejemplo, al sentirse enfadado, saber que esto provocará violencia, lo cual puede tener efectos en la otra persona, y cómo la otra persona podría responder.

4. Manejo y regulación adaptativa de las emociones. Después de saber manejar los puntos anteriores, seremos capaces de conocer nuestras emociones, las de los demás y modificarlas. Así podremos aplicar las técnicas del coaching.

inteligencia comercial coaching dental

El coaching en la clínica dental

El coaching puede ser clave para alcanzar el éxito en una clínica dental.

El coaching para motivar a tu equipo

Si lideras un equipo de odontólogos, necesitas es desarrollar y potenciar las capacidades del personal al mismo tiempo que optimizas las relaciones entre los componentes del equipo. No hay que perder de vista los objetivos, que son aportar valor, la búsqueda de mejores resultados y el incremento del rendimiento de los empleados.

El coaching para conseguir y fidelizar clientes

El coaching es esencial para optimizar el rendimiento de la consulta. Te permite utilizar nuevos elementos y procesos productivos, aplicar las nuevas tecnologías a tu consulta y utilizar nuevos métodos de gestión, siempre de forma productiva. También es un ejercicio de márketing: tenemos que conocer las emociones de nuestros pacientes para darles exactamente lo que necesitan y esperan de nosotros.

El coaching para tratar a tus pacientes

El coaching te enseñará a formular adecuadamente las preguntas poderosas, escuchar y dar valor al paciente. Hay que saber que en la consulta él es el protagonista, pero tú eres responsable de su vida, de manera que enfocarás el coaching e inteligencia emocional hacia la mejora de la misma.