En el mundo competitivo en el que vivimos hoy en día, el coaching organizacional se ha convertido en la herramienta de prestigiosas empresas para alcanzar el liderazgo, superar dificultades y convertir sus empleados y directivos en mejores personas y profesionales.

En el aspecto individual, el coaching ha dado muy buenos resultados. Por ello, ¿por qué no iba a tenerlos en el aspecto profesional?

¿Qué es el coaching organizacional?

Es el coaching trasladado a una clínica dental. Consiste en la transformación de una empresa mediante los empleados y directivos, de forma que cada uno de ellos desarrolle todo su potencial y lo aplique en el beneficio conjunto de la compañía y sus interacciones.

Además, este tipo de coaching ayudará a detectar problemas en la empresa y a solucionarlos desde el principio.

Coaching organizacional

¿Cuál es el papel del coach?

El coach es la persona encargada de detectar estos problemas y ayudar a tus directivos y empleados a darles solución. Para ello, se diseñará un plan de acción y el entrenador supervisará que se lleve a cabo. También ofrecerá retroalimentación al grupo, es decir, señalará los aspectos positivos y negativos de las actuaciones del personal de la empresa.

Beneficios del coaching organizacional

Durante el coaching las empresas evolucionan, ya que aprenden a ver más allá de los límites que conocen a través de los siguientes aspectos:

  • Desarrollan las capacidades de directivos y empleados, de manera que pueden mejorar sus resultados y cumplir sus metas más rápidamente.
  • Los directivos conocen mejor los puntos fuertes de sus empleados, de manera que pueden asignarles más tareas adaptadas a sus cualidades y enseñarles cómo efectuar lo que les resulte más difícil.
  • Los empleados serán más competentes, estarán más motivados y ahorrarán tiempo en el trabajo, pudiendo incluso reducir su jornada laboral.
  • La empresa se puede expandir hacia nuevas áreas.
  • Se mejora la comunicación entre departamentos.
  • Logra equipos de trabajo más efectivos.
  • Se crean estrategias conjuntas, lo que ayuda a la mejor satisfacción de cada uno de los trabajadores.
  • Mejora el clima de la empresa.

el coaching organizacional clinica dental

¿Cómo aplicar el coaching a una clínica dental?

El coaching en una clínica dental permite que, realmente, el personal pueda aplicar todos sus conocimientos en odontología. Así, comienza a manejar eficientemente todas las técnicas y mejora la relación con los clientes.

De esta manera, observamos que:

  • Mejoran los resultados de los profesionales de tu equipo de la clínica.
  • Ayuda en la completa gestión de la clínica dental.
  • Logra una optimización económica.
  • Permite el desarrollo de los profesionales, amplía los conocimientos del personal y los capacita para trabajar en nuevas áreas.
  • Es una eficiente herramienta de organización de equipos, independientemente del número de personas que trabajen en la clínica.
  • Mejora la comunicación y relación entre los distintos profesionales de la clínica



Áreas en las que se aplica en coaching en una clínica dental

Gestión de la clínica

- Marketing

- Motivación del equipo de dentistas

- Creación de estrategias para gerentes de la clínica

- Gestión económica de la clínica dental

¿Cómo funciona el coaching dental?

Primero analizamos todos los aspectos tu clínica, tanto positivos como negativos.

Después, definimos también las técnicas de marketing y publicidad para dar a conocer la clínica de la mejor manera.

A continuación, formamos al personal de la clínica para que expriman todo su potencial en su trabajo.

Además, te ofrecemos el asesoramiento necesario ante los problemas y dificultades que pueda tener la centro.

Cómo te puedes beneficiar del coaching dental

Con el coaching organizacional alcanzarás mayores objetivos en tu clínica dental, sin necesitar por ello nuevas herramientas ni personal. Los métodos de coaching no te supondrán mucho tiempo, todo lo contrario, a partir de su aplicación verás que consigues ahorrar tiempo, de manera que podrás reducir jornadas laborales y optimizar el rendimiento económico.