En Neosalut nos centramos en optimizar resultados. En ocasiones trabajamos para mejorar resultados que ya de por si son buenos, pero en la mayoría de clínicas privadas hay que remontar desde abajo.

Cuanto más abajo está una clínica, más frecuente es escuchar ciertas justificaciones por parte de sus gestores o propietarios.

Hoy queremos daros algunas de nuestras respuestas ante este tipo de excusas.

No tienen dinero

Muchas clínicas privadas nos dicen: Mis pacientes no tienen dinero.

Es cierto que actualmente estamos pasando por una de las crisis económicas más largas y acusadas de nuestro tiempo. Pero todo y así, las personas siguen consumiendo aunque de forma distinta.

Ahora tus pacientes son más selectivos. Responde a una pregunta ¿dónde crees que gastan el dinero tus pacientes?

Necesidades básicas aparte, tus pacientes suelen gastarse el dinero en aquello que les hace felices y les motiva.

¿Ofreces tratamientos de salud dental? o ¿eres capaz de influir de forma positiva en la vida de tus pacientes?

Si no eres capaz de inyectar la implicación que necesitan, no serás capaz de cambiar su visión y por lo tanto no aceptarán tu tratamiento.

No puedo competir

Muchas clínicas privadas me dicen: No puedo bajar más los precios.

Por supuesto que no. No deberías hacerlo. Tu objetivo es todo lo contrario, deberías aumentar el importe medio del tratamiento en la medida de lo posible.

Deberías centrarte en conseguir la aceptación de pacientes que son más complejos y donde el importe medio del tratamiento es mucho más alto.

No eres un servicio de comida rápida, ni un fabricante de muebles que pueden ser montados en casa. No haces chapuzas ni tratamientos a medias.

No es tu negocio y no deberías jugar a un juego en el cual lo tienes todo de cara para perder.

Te sientes en inferioridad

No puedo trabajar más

Muchas clínicas privadas me dicen: Trabajo 50 horas a la semana y no llego.

Este punto está relacionado con el anterior. Cuando no eres capaz de conseguir un buen nivel de aceptación en las primeras visitas, normalmente es porque necesitas mucho volumen para tener una facturación mínimamente decente.

Mantener un volumen diario alto de pacientes es muy complicado y además es muy insostenible porque te obliga a trabajar con muchos pacientes en muy poco tiempo y no te deja margen para casi nada.

Cuando no tienes tiempo eres incapaz de conectar con los pacientes, y cuando tus pacientes se sienten como un número o se les trata de forma despersonalizada, tienden a desconectar.

Si no tienes tiempo para trabajar correctamente tus primeras visitas ¿cómo vas a ser capaz de cambiar su visión de salud?.

No puedo invertir en más publicidad

Muchas clínicas privadas me dicen: Necesito atraer a más primeras visitas.

Mi respuesta suele ser un NO. El paciente es un recurso escaso y cada vez lo será mucho más. Lo que en realidad necesitas es ser mucho más eficiente.

Resulta muy poco eficaz invertir dinero en todo tipo de anuncios, promociones o reclamos para después conseguir muy pocas aceptaciones ¿no crees?.

Todo tu equipo debe estar optimizado para conseguir el cambio de visión del paciente y debéis ser capaces de conseguir que el paciente acepte el tratamiento que él/ella necesita.

Estoy condenado

NO. Estás a tiempo de cambiar tu situación. Los negocios están formados por personas y de sus actuaciones dependen el futuro.

Puede que hasta el día de hoy toda tu formación y esfuerzos se hayan enfocado a ser odontólogo.

A partir de ahora puedes mejorar aprendiendo las habilidades necesarias para conectar con el paciente y mejorar la rentabilidad de tu clínica.

Descubre más sobre el Método Inteligencia Comercial Clínica.