Doctor, queremos hacerte una pregunta ¿Cuál es el ticket medio de compra de tu clínica?. Esperemos que sepas responder rápidamente y esperamos también, que por tu propio bien, sea superior a los 1.000 euros. Si no es así, lo sentimos por ti ya que, en vez estar gestionando una clínica dental, estás gestionando algo parecido a un restaurante de comida rápida (mucha rotación y ticket de compra muy bajo).

Seguramente cada día trabajas más y ganas menos. Es probable que creas que la culpa de todo la tienen las cadenas dentales y sus políticas de precios agresivos. Posiblemente, día a día lleguen a tu clínica pacientes que no tienen tiempo para escucharte y que directamente te preguntan por ejemplo “cuanto vale un implante” o que, de forma esquiva te respondan “me lo pienso y te digo algo”. ¿Te suena, verdad?.

Queremos plantearte una situación para saber si te resulta familiar. Imaginemos que llega un paciente a tu consulta con dolor. El paciente desea únicamente calmar el dolor, pero tú como doctor sabes que en realidad tiene problemas mucho más serios y que el dolor es sólo la punta de iceberg. En este tipo de situación ¿Qué sueles hacer? ¿Le informas del problema subyacente? ¿Si le informas tienes miedo a asustarlo? ¿Únicamente solucionas el dolor por temor a que se vaya y piensas que ya volverá otro día para hacerse lo demás?. Dependiendo de cómo hayas respondido a estas preguntas es la situación hacia donde estas llevando a tu clínica condicionada por el cambio en el mercado dental.

Donde está tu atención

En este tipo de situaciones, es posible que creas que estás ofreciendo un buen servicio si te adaptas a las peticiones puntuales de tus pacientes. Tu como doctor les has informado y ellos deciden libremente. Total, es mejor que se hagan algo ahora y que vuelvan más tarde … ¿No?. Pues bien, desde nuestro punto de vista, estas reacciones no son únicamente nocivas para tu paciente sino que además le estás haciendo un flaco favor a la rentabilidad de tu clínica. Te conformas con facturar una pequeña parte del tratamiento cuando en realidad tendrías que solucionar el problema de raíz de salud global del paciente. Doctor, necesitas levantar la cabeza y mirar más allá.

Seguro que te estarás preguntando ¿cómo puedo competir en estás condiciones?, La respuesta es compleja y tiene que ver con el modelo de negocio de tu clínica, los protocolos internos de trabajo, en la capacidad de generar negocio con pocos pacientes y sobre todo y más importante, en que debes ser capaz de generar deseos de cambio en tus pacientes.

En Neosalut somos una consultoría dental y hemos creado el método Inteligencia Comercial Clínica (ICC) permite aumentar el deseo en la compra de los tratamientos de salud. Es una metodología que está orientadaa aumentar la rentabilidad de las clínicas, teniendo consciencia de la evolución del mercado, consiguiendo que los pacientes estén comprometidos con su salud y generando confianza hacia el doctor, el equipo y la clínica en su conjunto. Nuestro método es mucho más que coaching dental.