Los gerentes de clínicas dentales y los odontólogos cada vez son más conscientes de la importancia de la tarea que se desarrolla en un servicio externo de consultoría dental para solucionar los problemas que surgen en este sector.

¿En qué consiste este servicio?

La consultoría dental te brinda la ayuda que necesitas para la resolución de problemas en tu clínica en base a sus experiencias y habilidades. Con unos lazos firmes y estrechos entre consultor y titular de la clínica, podrás planificar las estrategias que deberás llevar a cabo para implantar todas las medidas adecuadas y poner solución a los inconvenientes a los que tengas que hacer frente.

Los consultores se encargan de investigar y localizar los problemas relacionados con organización, métodos, procedimientos y políticas de una clínica dental. Al mismo tiempo, recomiendan las medidas que deben tomarse y establecen pautas, acompañando en todo momento al equipo de la clínica con la que estén trabajando para resolver su situación particular.

Las soluciones que ofrece en el sector dental una consultoría especializada te permitirán sacar el máximo partido y rendimiento a tu clínica, pues cada una tiene unas necesidades diferentes y, por eso, necesita utilizar herramientas que le permitan medir sus resultados.

¿Cómo saber si necesitas una consultoría para tu clínica?

Dirigir una clínica dental no es sencillo. Un odontólogo recibe la formación necesaria para ser odontólogo, pero no para ser un buen gestor empresarial de su propia clínica. Esto hace que puedas tener dificultades para dirigirla de forma apropiada.

Si decides contratar a un consultor, para que su trabajo tenga éxito has de tener en cuenta lo siguiente:

– Gestión del tiempo. Es un factor clave, pues necesitas ser ordenado, saber delegar y priorizar tareas.

– Compromiso con el cambio. Un consultor es una gran ayuda, pero no basta solo con contratarlo. Debes estar dispuesto a realizar cambios en tu forma de dirigir la clínica y en la forma de trabajar.

Ventajas de contar con un consultor

Algunas de las ventajas de contar con un consultor son que aumentarás tu facturación, fidelizarás pacientes, mejorarás su experiencia, reducirás los costes y optimizarás la producción. Además, aumentarás las referencias, las primeras visitas y las aceptaciones de tratamientos completos y mejorarás el beneficio empresarial. Esto hará que, con el tiempo, la imagen de tu clínica se renueve.

¿En qué puede ayudarte la consultoría dental?

Un consultor está especializado en hallar los puntos débiles de una clínica, marcar unas metas tangibles y ofrecer a sus clientes las herramientas necesarias para implementar las estrategias. Es decir, identifica las amenazas y debilidades, las cuantifica y elabora una estrategia para convertirlas en oportunidades.

En resumen, en una consultoría dental te explicamos qué es aquello que hace que tu negocio no avance y cómo cambiarlo en tu caso concreto.