El funcionamiento de una clínica dental implica realizar muchas tareas que requieren diferentes tipos de habilidades. En este artículo, explicamos los diferentes roles que encontrarás en una consulta dental y cómo se pueden definir las responsabilidades de estos.

Recepcionista

La responsabilidad principal del recepcionista es tratar con las comunicaciones de los pacientes. Son el primer punto de contacto con los pacientes, tanto antes de su primera visita como durante una visita a la clínica. También son el puente de comunicación entre los pacientes y el personal de apoyo. Los recepcionistas se encargan de gestionar las visitas y, en muchos casos, reservan la próxima cita al final de cada una. También se ocupan de contestar llamadas telefónicas, comunicarse con los pacientes para confirmar sus próximas citas, responder correos electrónicos y hablar con los pacientes si tienen tratamientos pendientes.

Personal administrativo

El personal administrativo hace referencia al grupo de “asistentes”, “personal de apoyo” o términos similares. Por lo general, la responsabilidad principal del personal administrativo se relaciona con el aspecto clínico del negocio, como el manejo de pedidos de laboratorio, equipos, suministros, etc.

Higienista dental

Un higienista dental es un profesional sanitario que se especializa en la prevención de enfermedades bucodentales e higiene oral. Se encarga de realizar tratamientos dentales bajo la supervisión del dentista.

Los procedimientos más habituales que realizan estos profesionales son la aplicación tópica de flúor para prevenir la caries dental y remineralizar el esmalte, sellar fosas y fisuras, pulir empastes, limpiezas bucodentales y los tratamientos iniciales de enfermedades periodontales.

Por otra parte, los higienistas dentales a veces realizan funciones de apoyo y colaboración con los dentistas en casos que requieren un estudio epidemiológico de la salud oral del paciente.

Auxiliar

Un auxiliar dental es una parte esencial del equipo, ya que ayuda a garantizar que el paciente esté bien atendido.

Trabaja en estrecha colaboración con el dentista y le brinda asistencia durante la visita del paciente. Esto engloba una gran variedad de procedimientos, desde preparar los materiales, instrumentos y equipos que se requieran, hasta la limpieza y esterilización de los instrumentos que hayan sido utilizados. Las tareas adicionales pueden incluir ayudar al dentista a registrar información sobre la salud bucal del paciente, procesar radiografías y controlar el stock.

Dentistas

Los dentistas lideran el equipo dental. Se encargan de diagnosticar, tratar problemas dentales y ayudar a los pacientes a desarrollar mejores regímenes de higiene bucal. Limpian los dientes, corrigen problemas de mordida, realizan cirugías, extracciones y otras tareas para garantizar que los dientes y la boca estén sanos. Para llevar a cabo estos intrincados procedimientos quirúrgicos y dentales deben contar con altos niveles de destreza manual.

Además, no solo atienden los dientes y las encías de los pacientes, sino que también prestan atención a los músculos de la cabeza, la mandíbula, la lengua, las glándulas salivales y el sistema nervioso de la cabeza.

Durante un examen completo, también se encargan de detectar la presencia de bultos, hinchazones, decoloraciones, ulceraciones o cualquier anormalidad. Cuando es apropiado, realizan procedimientos como biopsias, pruebas de diagnóstico para enfermedades crónicas o infecciosas, función de la glándula salival y pruebas de detección para cáncer oral.

Incluso pueden llegar a detectar signos tempranos de advertencia en la boca que pueden indicar enfermedad en otras partes del cuerpo.

Al estar tratando con un tema de salud de las personas, es de suma importancia contar con un buen equipo de profesionales para garantizar la satisfacción de los pacientes y unos resultados óptimos. Que sepan comunicarse eficazmente entre ellos y que existan unas bases sólidas de colaboración entre los trabajadores hace que la clínica dental pueda funcionar a la perfección.