La recepción de los pacientes en una clínica dental es fundamental. Así, queremos explicarte algunas de las claves más importantes que deberías tener en cuenta para que el protocolo de recepción en tu clínica sea el adecuado.

¿Qué es un protocolo de recepción en clínicas dentales?

La recepción en las clínicas dentales es la encargada de crear la primera impresión que el paciente tiene sobre la clínica. De hecho, esta impresión puede llegar a determinar si el paciente decide o no volver a visitarte, y sobre todo si será la clínica dental donde se realizará el tratamiento de salud que está buscando.

El protocolo de recepción es la forma de proceder en la que los recepcionistas se encargarán de que todos los pacientes se reciban de la misma manera y según los estándares determinados por la clínica previamente. Es decir, se trata de que crees un modelo de comunicación y trato ideal que se repetirá con cada paciente por considerarse el perfecto para que tenga una buena imagen de la clínica en cuestión.

En este protocolo debes tener en cuenta varios aspectos como pueden ser el trato con naturalidad y simpatía, siendo cordiales, pero sin exceder en la confianza. Se trata de que el trato sea cercano (tratando al paciente por su nombre), pero sin cruzar la línea de paciente-recepcionista.

Además, es posible que en el desarrollo de este protocolo decidas realizar algún tipo de reforma sobre la recepción. Las primeras impresiones están muy marcadas también por la estética y la tranquilidad que ofrece la recepción de la clínica dental. Por ello, esta deberá ser diáfana, luminosa, pulcra y dar señal de calidad. Si esto no es así, te recomendamos que inviertas en mejorar la imagen de la recepción.

¿Para qué sirve el protocolo de recepción en las clínicas?

Como te decíamos, de la experiencia del paciente dependerá en gran parte que repita con nuestros servicios o bien que los recomiende a otras personas. Por eso, esmerarse en todos los detalles es fundamental.

Además, no hay que pasar por alto el “miedo” que muchas personas tienen a las clínicas dentales. Un buen protocolo de recepción puede ayudarles a relajarse y a darte su confianza para los tratamientos que necesite. Por tanto, una recepción en la que tanto imagen como trato hayan sido cuidados con esmero puede ser clave para el éxito de la clínica.

LA RECEPCIÓN ES LA IMAGEN DE LA CLÍNICA Y LA PRMERA IMPRESIÓN QUE RECIBE EL PACIENTE.

En definitiva, las clínicas dentales son un lugar al que muchas personas acuden nerviosas. El primer trato que reciben en la recepción puede determinar que se tranquilicen y que confíen en el quehacer de la clínica para mantener su salud bucal. Por eso, es tan necesario que dispongas de un protocolo en condiciones que ayudará a que estos pacientes estén seguros.